Skip to content

Texto, lector, lenguaje y mundo

01/12/2014

Finalmente es el lector el que remata la obra en la medida en que […] la obra escrita es un esbozo para la lectura; el texto, en efecto entraña vacíos, lagunas, zonas de indeterminación e incluso, como el Ulises de Joyce, desafía la capacidad del lector para configurar él mismo la obra que el autor parece querer desfigurar con malicioso regocijo. En este caso extremo, es el lector, casi abandonado por la obra, el que lleva sobre sus hombros el peso de la construcción de la trama […] El texto es un conjunto de instrucciones que el lector individual o el público ejecutan de forma pasiva o creadora. El texto sólo se hace obra en la interacción de texto y receptor […]

El lenguaje no constituye un mundo por sí mismo. Ni siquiera es un mundo […] El lenguaje es por sí mismo del orden de lo “mismo”; el mundo es un “otro”. La atestación de esta alteridad proviene de la reflexividad del lenguaje sobre sí mismo, que, así, se sabe en el ser para referirse al ser […]

Para mí, el mundo es el conjunto de referencias abiertas por todo tipo de textos descriptivos o poéticos que he leído, interpretado y que me han gustado […] En efecto, a las obras de ficción debemos en gran parte la ampliación de nuestro horizonte de existencia. Lejos de producir sólo imágenes debilitadas de la realidad, “sombras” como quiere el tratamiento platónico del eikon en el orden de la pintura o de la escritura (Fedro, 274e-277e), las obras literarias sólo pintan la realidad agrandándola […]

RICOEUR, P. Tiempo y narración I

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: